Jesús Guerrero: El artista que busca un destino inspirador

13 octubre 2022
140 Views

El creador venezolano tiene en este 2022 la especial posibilidad de ofrecer dos muestras activas de su trabajo, una en Caracas y otra en Madrid. Los cambios de lugar, espacios para producir, el mercado del arte y las nuevas generaciones son parte de su atención en estos momentos.  

TEXTO: PEDRO ROJAS

FOTO PRINCIPAL: KRISHNA ESTRUEL

Dos exposiciones, en dos países, establecen una línea de tiempo en la creación del artista venezolano Jesús Guerrero.

Casa País, en Caracas, en el Hotel Tamanaco y CASASUR Art Lab, en Madrid, presentan el trabajo de este artista quien analiza, en esta etapa de su vida profesional, sus procesos de producción y los momentos que él mismo califica como fluidos y complejos a la vez.

Sobre los aspectos que marcaron su instalación en la capital de España y las influencias que eso tiene en su espíritu creador, Guerrero explica que ha sido un ciclo adaptación que sigue en desarrollo. “Venir de Venezuela, de la provincia, e instalarse una ciudad con tanta cultura, con tanta historia, con toda una tradición pictórica, es sin dudas un impulsador de influencias”, comenta.

Detalla además que “la pintura que yo he venido haciendo ha sido también producto de esa información que he obtenido con el tiempo, en los años de investigar, de buscar, de venir en otras oportunidades a Madrid, o ir a Estados Unidos”.

-¿Qué destaca de esta etapa de adaptarse a otros espacios?

-Al instalarme aquí definitivamente los primeros meses me sentí en principio totalmente bloqueado. Es una cosa increíble. Parece que se entra en un estado de shock, de aplastamiento. Porque después de convivir y compartir y estar constantemente viendo exposiciones, se produce un cambio. Hubo, como no, momentos complejos como por ejemplo el readaptar el sentido espacial para crear. De tener un taller amplio, grande, a reducirse a un espacio pequeño, todo influye muchísimo. Me tocó que aguantar y todavía sigo aguantando. Para poder este decir que tengo una plena condición para producir arte”.

La individual «Entre Dos Mundos», de Jesús Guerrero, es una muestra en la que el Ecosistema Cultural Iberoamericano Boom! Art Community y la Fundación ArtesanoGroup presentan una exposición en formato Pop Up. Sobre la muestra en España, Pablo Sycet Torres, es su artífice.

Mientras que en Caracas, en la sede de Casa País, en el Hotel Tamanaco (Galería Tamanaco), durante los últimos meses, Guerrero se ha hecho presente en una muestra que reúne obras que van desde el año 1993 hasta el 2021. Esta selección ha permitido apreciar la investigación plástica más reciente desarrollada justamente en Venezuela.

Procesos de creación mental

Para Guerrero, lo complejo de instalarse en otro lugar tiene además un aspecto intelectual que debe contemplarse. “Por supuesto que ha habido todo un crecimiento y un desarrollo porque es natural que si tú estás interesado, tienes muchas posibilidades para obtener información, para acercarte a obras de arte original puedes seguir creciendo”.

Todos estos momentos permiten, según explica Guerrero, consolidar un trabajo creador. “Podremos ver en las obras un extremar de las posibilidades de la pintura. Llevarlas a niveles mayores como medio de expresión”, amplía.

-¿Qué observa en el contacto con nuevas generaciones de artistas y lo que viven en su desarrollo?

-Con respecto a las nuevas generaciones, yo no me canso de admirar la capacidad, la inteligencia y el poder que tienen para asumir el arte como medio de expresión, como medio de vida. Hay una cantidad de jóvenes haciendo obras de gran importancia. En todos los campos, en todos los medios de expresión y como en todo, han evolucionado, creo que el arte nunca había sido tan productivo, tan explotado como en este tiempo”.

Apunta además que “se está haciendo arte desde temprana edad, con un gran nivel. Además tienen una capacidad de producción impresionante”.

-¿Qué piensa de la apreciación de las obras de arte a través de lo digital?

-Yo sigo siendo un clásico. Es importante la capacidad que se tiene ahora de transmitir una obra a cualquier parte del mundo, pero no hay nada como verlas en su realidad, en su justo valor, en su dimensión verdadera. Eso sigue siendo inalterable. Claro está, lo digital tiene gran influencia y todo se ha vuelto, si se quiere, más práctico. Sin embargo, creo que no hay nada como ir a un museo, como ir a una galería y apreciar la obra en un cara a cara.

Arte, globalidad y nuevos escenarios

Para Guerrero no es ajeno el concepto de las grandes marcas que mueven el arte en el mundo. “Cuando los artistas que van adelante triunfan, los que estamos atrás también nos beneficiamos de cualquier manera, en el sentido positivo, de ese mercado del arte global”, detalla.

-¿Están cambiando los espacios reales para el arte y su colocación en el mundo?

-Yo creo que se mantienen muchísimo las grandes galerías en todas partes. Y por supuesto que esto influye y determina todo. Invertir en arte como transacción segura es relativo, porque hoy puede que un artista valga y sea muy pretendido, pero no se sabe más adelante qué puede pasar. Claro, invertir en arte es siempre muy incierto.

-¿Cómo siente la experiencia de inaugurar la exposición en Madrid?

-Logramos llevar un público mixto importante, ya que no fue solamente venezolano, sino que logramos que los españoles también se acercaran, abriendo así el compás de ir mucho más allá e integrar a un solo público.

Para Guerrero es clave ampliar las posibilidades de encuentro entre el artista y el lugar donde se encuentra. Detalla que debe abrirse espacio más allá de las comunidades a las que se pertenece. “Veníamos haciendo actividades muy entre nosotros, entre venezolanos. Así suele pasar, y no se logra salir y mostrarse adecuadamente con las propuestas”.

Para Jesús Guerrero, cuyas raíces siguen en el país, pero que varias circunstancias le han puesto en otras latitudes, su reto de todo creador debe ser alcanzar obras “de valor, de interés, de coherencia contemporánea”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]
Destaca la búsqueda de información que deja el tiempo en sus creaciones | FOTOGRAFÍA JONATHAN BENÍTEZ
Pieza presente en la exposición en Casa País, Hotel Tamanaco, Caracas. Peto 1, 2021 Mixta sobre tela 37 x 27,5 cm

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *