Color, forma y geometría de Mateo Manaure en Casa País

4 noviembre 2022
72 Views

Desde el próximo 7 de noviembre los huéspedes y visitantes del Hotel Tamanaco tendrán la posibilidad de apreciar en Casa País una muestra del arte de las Columnas Policromadas de Mateo Manaure, gracias al apoyo de la Fundación ArtesanoGroup

TEXTO: ABRAHAM SÁNCHEZ Y PEDRO ROJAS

La obra de Mateo Manaure (Uracoa, Venezuela, 1926-2018) tiene en las Columnas Policromadas la expresión de su evolución como artista. Su arte, que transitó desde lo figurativo hasta la abstracción geométrica, consiguió en las Columnas la síntesis de un arduo trabajo de investigación y evolución plástica e intelectual, que lo catapultaron a ser uno de los grandes maestros del arte venezolano del siglo XX
Desde el 7 de noviembre, los espacios de Casa País se visten de colores y formas para ofrecer una muestra de las Columnas Policromadas del maestro Manaure. Las piezas expuestas tienen su característico formato vertical, elaboradas algunas con pintura al óleo y otras con técnica mixta y fueron creadas por el autor entre 1998 y 2010.

De una a otra pieza, el espectador podrá apreciar una suerte de retablos, donde el uso de colores vibrantes y cálidos se conjugan con formas geométricas disímiles. Manaure quiso con sus Columnas Policromadas crear un universo de constante movimiento y ebullición, pero impulsado más por el color que por el uso de la forma.

Su intervención como creador de vitrales para la Universidad Central de Venezuela, promovido por el arquitecto y creador de la Ciudad Universitaria, Carlos Raúl Villanueva, lo acercaron de manera definitiva hacia la creación y concreción de las Columnas Policromadas. En ellas Manaure consiguió la conjunción equilibrada de geometría, formas y colores que constituyen un lenguaje cromático propio e identitario.

A juicio del propio Manaure, “En las columnas está la síntesis de todas mis investigaciones. ¿Por qué? Porque me he sentido a gusto dándole una evolución permanente a esa temática; esto me ha permitido incorporar otros aspectos que he acumulado y expresarlos a través del color, a través de la forma, y también en el concepto de lo vertical como elemento dominante.”

Mateo Manaure fotografiado por Petre Maxim. | COLECCIÓN ARCHIVO FOTOGRÁFICO SHELL, CIC-UCAB.

Un artista polifacético

Manaure siempre fue un artista inquieto. Como buen creador, no se detuvo en el universo de lo formal sino que experimentó con muchas técnicas expresivas. Esa agitación creadora lo llevó a París a investigar a profundidad el arte abstracto e, incluso, a formar, junto a otros reconocidos artistas venezolanos, el grupo Los Disidentes. En su estancia en Francia se involucró con las corrientes del arte del momento y se nutrió del Neoplasticismo y la obra de Vasili Kandinski.

Valioso es destacar los coqueteos de Manaure con el diseño gráfico y la ilustración. En diversas ocasiones realizó ilustraciones litográficas y serigráficas para la industria editorial. Cabe destacar una edición traducida al inglés de la obra de Federico García Lorca La Suite des Miroirs, publicada en 1950, en la que participó como ilustrador y realizó la diagramación del texto.

También tuvo participación en el diseño de revistas. En 1957 participó en el diseño de la portada de la revista El Farol e, igualmente, participó como diseñador del número 1 de la revista 1 de la Revista CAV, órgano divulgativo del Colegio de Arquitectos de Venezuela.

Sin embargo, como el propio maestro reconocería en 1989, “Mi labor gráfica (…) me ha permitido trabajar con gran libertad en el campo de la pintura, sobre todo en los años en que todavía no existía la demanda que hoy existe en el mercado del arte”.
Un artista polifacético

Manaure siempre fue un artista inquieto. Como buen creador, no se detuvo en el universo de lo formal sino que experimentó con muchas técnicas expresivas. Esa agitación creadora lo llevó a París a investigar a profundidad el arte abstracto e, incluso, a formar, junto a otros reconocidos artistas venezolanos, el grupo Los Disidentes. En su estancia en Francia se involucró con las corrientes del arte del momento y se nutrió del Neoplasticismo y la obra de Vasili Kandinski.

Valioso es destacar los coqueteos de Manaure con el diseño gráfico y la ilustración. En diversas ocasiones realizó ilustraciones litográficas y serigráficas para la industria editorial. Cabe destacar una edición traducida al inglés de la obra de Federico García Lorca La Suite des Miroirs, publicada en 1950, en la que participó como ilustrador y realizó la diagramación del texto.

También tuvo participación en el diseño de revistas. En 1957 participó en el diseño de la portada de la revista El Farol e, igualmente, participó como diseñador del número 1 de la revista 1 de la Revista CAV, órgano divulgativo del Colegio de Arquitectos de Venezuela.

Sin embargo, como el propio maestro reconocería en 1989, “Mi labor gráfica (…) me ha permitido trabajar con gran libertad en el campo de la pintura, sobre todo en los años en que todavía no existía la demanda que hoy existe en el mercado del arte”.

Grupo Los Disidentes. (De pie, de izq. a der.: Armando Gatti, Alejandro Otero, Pierre Boulez, Mateo Manaure, Aimée Battistini y Pascual Navarro; sentados, Luis Guevara Moreno y Jesús Rafael Guillent Pérez. París, 1951. | ARCHIVO MARIBEL ESPINOZA.

Maribel Espinoza y Mateo Manaure

Maribel Espinoza es licenciada en letras con un posgrado en técnicas editoriales en la Universidad de Barcelona, España. Su aproximación a Mateo Manaure se dió a través del libro Mateo Manaure, Columnas Policromadas, editado en 2013. Fueron sus autores Juan Pablo Musi y Federico Pacanins, quienes le dieron la responsabilidad de editar y corregir la obra y hacer una suerte de curaduría.

Mateo Manaure, Columnas Policromadas, le permitió a Espinoza involucrarse en el universo del artista. “Hay una expresión que define todo: Un libro hermoso es una batalla ganada en todos los campos del pensamiento humano. Realmente creo que éste libro cumple con esa máxima, refleja ese recorrido que en la vida hizo el artista. Este libro lo hicimos, lo celebramos y ahora, con el tiempo, regreso sobre él, lo miro, lo reviso y realmente descubro nuevamente su tratamiento gráfico, cómo está muy bien planteado y cómo contiene toda esa historia”, señaló Espinoza

El libro, como línea de tiempo en la historia de Manaure, se sustenta en el diseño que atiende con especial interés la trayectoria de Mateo Manaure. “Hay un texto que habla de lo que para él es su trabajo, su arte, cómo lo asume. También hay material que refleja su vida, las iniciativas importantes que llevó a cabo, como la Galería Cuatro Muros, por ejemplo, el Taller Libre de Arte y también Los Disidentes, ese grupo importante de artistas venezolanos que coincidieron en París e impulsaron una revista de corta vida, pero de mucha importancia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *